Sobre las notas

Las notas que ubicamos sobre la traducción cubren lo que en los comentarios suele estar en el “primer nivel”, esto es, información de tipo mitológico, histórico-arqueológico, literario y narrativo, así como algunas aclaraciones sobre el significado de las palabras del griego que traducimos y ciertas observaciones respecto a pérdidas inevitables en la traducción. En esta primera versión que publicamos no hemos buscado diferenciar de ningún modo aquello que puede resultar de interés para el especialista o el estudiante avanzado y lo que pudiera servir para facilitar la comprensión del texto del lector común. Esto es, en parte, porque introducir una diferencia semejante habría complejizado un sistema que preferimos mantener sencillo y, en parte, porque no estamos seguros de que exista una metodología precisa para identificar efectivamente las notas que son útiles para un receptor y no para otro.

Hay, por supuesto, un aspecto de esta decisión que afectará de forma negativa a los especialistas, a saber, el uso de transliteraciones en lugar de caracteres griegos. Pero la incomodidad que esto podría producir debe relativizarse mucho: dado que los lectores con manejo del griego pueden mantener en sus pantallas todo el tiempo el texto original, no es necesario sufrir el proceso de decodificar la transliteración en la nota.

La versión publicada hoy tiene trescientas cuarenta y cuatro notas, a razón de una cada algo menos de dos versos. La cantidad no se compara con la de un comentario: en el monumental de Basel hay más de tres entradas por verso en los primeros cien. Aunque en este aspecto nuestra versión supera la de Kirk (tomando solo 1.1-100, una nota cada 1,20 versos contra una cada 1,50), la extensión de los comentarios de este autor es en general mucho mayor y más detallada. Nuestro objetivo en esta primera publicación no era, de todos modos, elaborar un comentario, sino una traducción anotada mucho más completa que las disponibles; creemos haberlo logrado, en particular si se considera que a las trescientas cuarenta y cuatro notas deben sumárseles cuarenta y un comentarios a la traducción y el texto. Son más de 24.000 palabras para las 6.300 del poema traducido.

Para facilitar la lectura y no recargar el texto con referencias constantes a bibliografía especializada, mencionamos aquí las principales fuentes de nuestras notas, que son tres:

  1. El comentario al canto 1 incluido en Kirk, G. S. (1985) The Iliad. A Commentary, vol. I, Cambridge: Cambridge University Press.
  2. Latacz, J. (ed.) (2009) Homers Ilias. Gesamtkommentar, vol. I, tomo 2, Berlín: De Gruyter.
  3. Los artículos de los tres tomos de la “Enciclopedia Homérica”, editada por Margarit Finkelberg (Finkelberg, M. (ed.) The Homer Encyclopedia, Londres: Wiley-Blackwell); como regla general, cuando una determinada palabra tiene una entrada en este volumen, debe asumirse que la hemos consultado.

Además de estas tres fuentes, en algunos casos nos hemos apoyado en publicaciones más específicas sobre ciertos temas. Cuando eso sucede, las citamos con la fórmula “Leer más”, que invita al receptor a continuar informándose sobre el tema.

    La meta fundamental de las notas es asistir al receptor en su paso por Ilíada, contribuyendo a la comprensión del texto y a su interpretación. Constituyen, en esta etapa, una primera aproximación a un modelo de lectura más adecuado al formato virtual que esperamos superar en el futuro con un mejor sistema de referencias bibliográficas, una estratificación más sofisticada y otras innovaciones que todavía ni siquiera hemos concebido.

Scroll hacia arriba
Bitnami